Errores más comunes que cometen quienes practican ciclismo de montaña

Aunque se trate de una persona especializada o amateurs en lo referente a los paseos y prácticas de ciclismo montañero, lo cierto es que existen algunos errores, que aunque pudiesen resultar obvios, tienden a ser cometidos más de lo que podría esperarse.

En este sentido, así como en ocasiones anteriores, hemos presentado consejos y tips para llevar a cabo la práctica del ciclismo de montaña, en esta ocasión, queremos mostrar los errores más comunes entre los ciclistas de montaña y que deben ser prevenidos, para garantizar un óptimo desempeño.

Realizar viajes sorpresivos

De acuerdo, a todos nos gusta algo de aventura en nuestras vidas. Pero siempre y cuando esta no implique un riesgo a nuestra vida. Por ello, es sumamente importante que cada paseo, trayecto o excursión a tramos de ciclismo de montaña, sean minuciosamente preparados con antelación. No sólo el recorrido, sino el sendero elegido, el equipo a llevar, las personas que acudirán, e incluso el posible clima que habrá ese día.

Además, necesitas prepararte física y mentalmente para un recorrido, lo cual no conseguirás de un día para otro. Mejor es tomar el tiempo necesario para planificar cada detalle.

Cuida tu dieta durante el trayecto

Por supuesto, siempre se debe promover un estilo de vida saludable, pero durante el trayecto por la montaña, no es el momento ideal para poner a prueba la fidelidad a tu régimen alimenticio. Recuerda que estarás quemando mínimo el doble de calorías de las que en condiciones normales quemas. Y por ello, necesitas recuperar dicha energía rápidamente, siendo la forma ideal comiendo dulces, chocolates y bebidas energéticas. Ya luego, al retornar podrás continuar con tu dieta.

Escasa preparación física

Es necesario preparase progresivamente para el trayecto y no creer que nuestro cuerpo puede ser expuesto a un excesivo esfuerzo físico sin que nos pase factura. Por ello, es mejor prepararse con antelación, para poder cumplir con el kilometraje y sendero previsto. En este sentido, se recomienda que la preparación se inicie sobre el asfalto y paulatinamente ir trasladándose a senderos con condiciones similares al trayecto elegido.

Así mismo, es adecuado contar con marcas de kilometraje antes de emprender el trayecto marcado. Por ejemplo, para las zonas planas, haber conseguido una marca entre 60 y 80 km, en zonas con desniveles entre 40 y 70 km y para tramos montañosos,  mínimo entre 30 y 50 km. Aunque claro está, esto dependerá de las aptitudes personales. Lo que no puedes hacer, es lanzarte a un ascenso montañoso, con sólo 10 km de preparación, si se puede considerar así.

Restar importancia al vestuario

Este es especialmente un error de novatos. Ya quienes tienen experiencia en ciclismo de montaña, sabe a las condiciones a las cuales se expone en dichos trayectos y por ello, se traslada mejor preparado en términos de vestuario. Zapatos cómodos y cerrados pero que permitan la traspiración, chaqueta estilo cortaviento, son lo mínimo en vestuario, que nunca puedes dejar en casa.

Olvidar las meriendas

Los llamados snaks y bebidas energéticas, al igual que las barras, deben ser parte si se quiere de tu botiquín de primeros auxilios. Y es que no puedes hacer ciclismo de montaña, sin ir preparado para rehidratarte y recuperar las energías perdidas.

Confiar en las condiciones de tu bicicleta

Ah claro. La tienes al punto. Preparada para el recorrido, pero sucede que los accidentes pasan, y a ti te sucedió algo tan absurdo como un pinchazo en una de tus ruedas. El problema es que no cuentas con el equipo o herramientas para solucionar este detallito. ¿Qué opinas? Ya no es tan tonto ¿cierto? Pues, si deseas evitarte ese mal rato, nunca dejes en cas el kit de herramientas básicas de reparación y mantenimiento de bicicletas.

Comments are closed.